Espacio de aprendizaje sobre Comunicación Digital

Sistemas de gestión de contenidos (CMS)

Un CMS (Content Management System)es, básicamente, un sistema que contiene un conjunto de herramientas destinadas a la producción de contenidos multimedia de forma sencilla y dirigida.
Una característica básica de los CMS es que separan el contenido de su presentación: el contenido se almacena en una base de datos (por ejemplo, MySQL) mientras que su presentación en la web se diseña y define en una plantilla.
Habitualmente contemplan todas las fases de vida de un producto, fundamentalmente web, por lo que son especialmente interesantes desde el punto de vista de la producción y realización multimedia ya que se orientan a un sector de la producción, y del negocio web, de gran alcance. Así, permiten la creación de contenidos, el mantenimiento, la publicación, el control de presentación, el control de flujos de trabajo, la asistencia de sistemas de colaboración y construcción social de conocimiento, etc.En la actualidad, existen varios miles de CMS en el mercado, cada uno de ellos con características y funcionalidades muy diferentes. Por lo tanto no existe un CMS universal. A la hora de abordar un proyecto en red, deberá atenderse a las necesidades específicas del proyecto para determinar cuál será el CMS más adecuado.

t2-cms-joomla.png
ZONA DE GESTIÓN Y ADMINISTRACIÓN DE UN CMS “JOOMLA”.

Cada CMS resulta más adecuado para una función en particular. Así, Joomla! es uno de los CMS más habituales a la hora de crear un espacio web, mientras que WordPress (en su versión instalable en un alojamiento propio) está más orientado a la creación de blogs. Por su parte, Pixelpost se revela como una herramienta muy a tener en cuenta a la hora de crear un fotoblog.

Estos sistemas de gestión de contenidos requieren de la instalación de todas las que los componen dentro de hosting propio. A cambio, proporcionan gran flexibilidad a la hora de su administración. Es posible modificar el aspecto final del sitio , instalar gran cantidad de plugins que permitan añadir nuevas funcionalidades (estadísticas, anti-spam…) o integrar elementos multimedia como vídeo o imagen fuera del propio cuerpo principal del sitio.

Una de las principales ventajas del uso de un CMS es su versatilidad y facilidad de uso, así como la posibilidad de asignar diferentes niveles de interacción, de forma que puedan convivir usuarios de perfil técnico medio con los administradores de la web. De esta forma, por ejemplo, una web podría tener un número de usuarios que no tengan más permisos que los de publicación, convirtiéndose así en un sistema fiable y económico para tener controlados todos los servicios sin necesidad de invertir en formación especializada a nivel de administración web para todos los usuarios que participen en la misma.

Cada CMS resulta más adecuado para una función en particular. Así, Joomla! es uno de los CMS más habituales a la hora de crear un espacio web, mientras que WordPress (en su versión instalable en un alojamiento propio) está más orientado a la creación de blogs. Por su parte, Pixelpost se revela como una herramienta muy a tener en cuenta a la hora de crear un fotoblog. Estos sistemas de gestión de contenidos requieren de la instalación de todas las carpetas que los componen dentro de hosting propio. A cambio, proporcionan gran flexibilidad a la hora de su administración. Es posible modificar el aspecto final del sitio (siempre que se tengan los conocimientos de lenguaje -normalmente CSS- adecuados), instalar gran cantidad de plugins que permitan añadir nuevas funcionalidades (estadísticas, anti-spam…) o integrar elementos multimedia como vídeo o imagen fuera del propio cuerpo principal del sitio.

Ciberimaginario

Research Group of Rey Juan Carlos University and Research Association ICONO14

Latest posts by Ciberimaginario (see all)

  1. Pingback: Aplicaciones y herramientas: Overview - Comunicación Digital

Deja un comentario

*

Por seguridad, por favor, realiza la siguiente operación *

captcha *