Espacio de aprendizaje sobre Comunicación Digital

Periodismo ciudadano

En los últimos años ha surgido en los medios de comunicación un nuevo elemento de competencia para los periodistas, es lo que se ha dado en llamar periodismo ciudadano. Es un término acuñado para referirse a las personas que, sin ser profesionales de la comunicación, son generadores de información para su difusión a través, sobre todo, de los nuevos medios. La explosión de internet y la amplia variedad de dispositivos que permiten una comunicación instantánea desde cualquier lugar del mundo, han contribuido al desarrollo de esta nueva forma de generar información que no siempre cuenta con el rigor que un profesional de la comunicación debería aportar a sus obras. Los sujetos pasivos de la recepción de la información se han convertido, de repente, en generadores de la misma. Sostienen Oscar Espiritusanto y Paula González Rodríguez en su obra Periodismo ciudadano. Evolución positiva de la comuniación (Fundación Telefónica; Ariel, Septiembre de 2011), que estamos ante el quinto poder, lo que llaman “los vigilantes del cuarto poder”. En cierto modo, podemos afirmar que los receptores se han convertido en emisores para asumir el papel de competencia del emisor que, en los medios tradicionales, se identifica con el periodista.

Periodismo Participativo será el acto de un ciudadano o grupo de ciudadanos que juegan un papel activo en el proceso de colectar, reportar, analizar y diseminar información. La intención de esta participación es suministrar la información independiente, confiable, exacta, de amplio rango y relevante que una democracia requiere.

http://www.periodismociudadano.com/


El crítico, ensayista y profesor de la Universidad de Stanford Howard Rheingold defiende este tipo de periodismo y además, atribuye al periodista profesional la labor de “construir y afinar redes de informadores, gestionar comunidades de ciudadanos, reporteros y comentaristas, utilizando los medios sociales y tecnológicos para comprobar la veracidad de las historias. Es decir, lejos de demonizar la contribución que los ciudadanos, en tanto que sujetos de derecho de la información, puedan convertirse en generadores de contenido, atribuye a los comunicadores el papel de dar fé de que aquello que se publica es real. Cabe decir que los movimientos sociales se han visto obligados a usar este tipo de periodismo, el de ciudadanos armados con smartphones, para distribuir su discurso y transmitir, muchas veces incluso en directo, lo que estaba ocurriendo en lugares de interés y que no se veían reflejados, a su juicio, con suficiente extensión ni intensidad en los medios tradicionales.

El periodismo ciudadano tiene unas características muy específicas que lo diferencian del periodismo profesional:

  1. Habla en primera persona. El sujeto de la información casi siempre es también el emisor.
  2. Carece de entrenamiento profesional.
  3. Usa intensivamente las nuevas tecnologías.
  4. Utiliza las redes sociales y el software libre.
  5. Crea información.

Surge en 1999 con el movimiento The Independent Media Center, una red global de periodistas cuya misión era informar sobre temas de contenido político o social desde diferentes países en todo el mundo al margen de las grandes empresas. Es así como un fenómeno que los periodistas sienten como ajeno, cuando no una intromisión en el ejercicio de la profesión, ha nacido dentro de la propia profesión como una manera de esquivar los rigores de las redacciones de los grandes medios.

Los hechos ocurridos recientemente en los países árabes, la llamada Primavera árabe o los movimientos sociales del 15M en España y otros similares en países de nuestro entorno, han probado la eficacia de este tipo de periodismo para el conocimiento de la información, aunque muchas veces esté tergiversada y no suficientemente contrastada por la falta de una mano profesional que la depure. Casi siempre, el periodismo ciudadano está ligado a la lucha contra algún tipo de censura o dictadura o contra algún orden establecido y, en general, los receptores de información identifican los medios tradicionales con ese poder establecido.

Por su parte, y cada vez más, en los medios profesionales se ve como una fuente más de información, dada la importancia que tanto Twitter como Facebook y otras redes sociales tienen en el conocimiento mismo de los hechos noticiables por su capacidad de expansión a lo largo de todo el mundo.

Ciberimaginario

Research Group of Rey Juan Carlos University and Research Association ICONO14

Latest posts by Ciberimaginario (see all)

Research Group of Rey Juan Carlos University and Research Association ICONO14

Deja un comentario

*

Por seguridad, por favor, realiza la siguiente operación *

captcha *