Espacio de aprendizaje sobre Comunicación Digital

Evolución de la web: De la lectura a la escritura socializada

Nos encontramos, en palabras de Juan Navarro (IAB Spain), en el salón “post-2000”; un ámbito en el que las pantallas nos rodean, están en todos lados, y en los que el consumo individualizado de información está estableciendo un nuevo paradigma que se caracterizará por:

  • Internet más masivo y rápido, pero más segmentado y personalizado.
  • La inversión y la presencia de medios aumentará (amplios crecimientos porcentuales)
  • Mayor uso de formatos más interactivos (Rich Internet Application)
  • Mayores contenidos audiovisuales (VoD, iTV, DVR, IPTV, Mobile Video…) y el acceso a través de dispositivos de movilidad.
  • Web 2.0, 3.0… más personal y social (consumer-generated content, microblogs,…).

Y es que, cuando aún estamos socialmente “acomodándonos” en la Web, en este lado del horizonte ya comienzan a tomar cuerpo nuevas dimensiones de este fenómeno global que parecen desbordar, y cada día que navegamos por la red nos lo confirman, los usos y características esenciales que lo determinan. Para ser justos, deberíamos decir que trazan una nueva dimensión de algunas de sus posibilidades más excitantes.

Fumero, Roca y Encinar (2007) señalan, por ejemplo, cuáles son algunas de las claves que marcan esta evolución y que están contribuyendo a dirigir los usos de los internautas hacia nuevas costumbres y hábitos en una segunda versión de la Web:

  • Por una parte, su “elasticidad sociotécnica”, es decir, la agilidad, facilidad, experiencia de uso simplificada, o inmediatez que asociamos al nuevo modelo de la Red.
  • De otra, el carácter social que se manifiesta en el fenómeno creciente de la constitución de redes sociales, de la aparición y consolidación de consorcios de sujetos con intereses y expectativas comunes.
  • Por último, la colectivización de la creatividad y de la gestión compartida del conocimiento; la nueva web abre ventanas a una frenética actividad de creación participada, en cierta medida se convierte en una academia digital que erige textos por yuxtaposición, a veces por pura sedimentación (Nielsen, en Fernández: 2007), es cierto, pero que alumbra, sin ningún género de duda, una manera distinta de concebir tanto los procesos de construcción como de gestión de la información (vg. conceptos como folksonomías, etiquetado social, etc.
    • Deberás hacerla sencilla. Popularización de herramientas de publicación y edición
    • Deberás hacerla potente. Evolución y desarrollo de nuevas tecnologías, lenguajes y servicios web
    • Deberás hacerla rápida. Mejora de las redes de comunicación y acceso a la Red
    • No renunciarás a tus orígenes. Desarrollo Underground, P2P, Open Source, CopyLeft, Activismo ético, Nativos digitales…
    • Consolidarás la Sociedad de la Información. Y te proyectarás hacia una Sociedad del Conocimiento
t2-evolucion-web.png

En el link, podemos observar el mapa que elaboran los autores de la obra de la Fundación Orange.

La siguiente evolución parece que nos aproximará hacia una web realmente semántica en el que el carácter descriptivo de los contenidos que la componen permitan que las propias máquinas tengan un nivel de comprensión de la Web suficiente como para hacerse cargo de una parte, la más costosa, rutinaria, o físicamente inabarcable, del trabajo que actualmente realizan manualmente los usuarios que navegan e interactúan con la Web (Castells, 2005: 195) A saber, una web diseñada por y para las personas, con la asistencia de procesamiento y gestión del conocimiento de una “red inteligente”.

No obstante, cabe meditar los pros y los contras de las nuevas funcionalidades que posibilita el enorme potencial de la web social. Es el caso, por ejemplo, de las funcionalidades creadas para personalizar los gestores de información (ver punto 2.2.). Recientemente, el buscador Google ha incorporado los resultados personalizados: ante la misma búsqueda realizada por dos usuarios diferentes, Google ofrece resultados adaptados a cada uno de ellos. Según las páginas de ayuda de Google, se basa para ello en dos parámetros: si el usuario está conectado a su cuenta personal de Google, el buscador utilizará como referencia el historial web de la misma; si el usuario no está conectado a su cuenta o no dispone de ninguna, Google se guiará por las cookies que todo navegador guarda durante un tiempo determinado cuando se utiliza un buscador web. La personalización se ofrece por defecto. Si el usuario quiere desactivarla, en el primer caso deberá borrar su historial web y, en el segundo, activar una opción dentro del buscador para inhabilitar la personalización. Esta funcionalidad implica una reducción del espectro de búsqueda del usuario. Aparte de las implicaciones que esto tiene para el propio usuario, esta funcionalidad podría reducir la importancia de los esfuerzos que realizan las webs para la optimización de su posicionamiento en buscadores (Search Engine Optimization o SEO).

Ciberimaginario

Research Group of Rey Juan Carlos University and Research Association ICONO14

Latest posts by Ciberimaginario (see all)

Research Group of Rey Juan Carlos University and Research Association ICONO14

Deja un comentario

*

Por seguridad, por favor, realiza la siguiente operación *

captcha *