Espacio de aprendizaje sobre Comunicación Digital

Conocimiento y percepción visual

Las personas nos servimos de la información para tomar decisiones y conducir nuestras acciones. Aunque esta afirmación nos pueda parecer un tópico conviene tenerla muy presente en un tiempo como el nuestro donde la sobreabundancia de información constituye paradójicamente un obstáculo más que una ventaja. El reto consiste en ser capaces de transformarla en auténtico conocimiento como medio para conducir nuestras acciones reduciendo al máximo nuestra incertidumbre.

  • Los conceptos dato, información y conocimiento, no son intercambiables. Thomas H. Davenport y Lawrence Prusak en el ya clásico Working Knowledge (1998) proponen las siguientes definiciones:

    • Dato: conjunto discreto de factores objetivos sobre un hecho real.
    • Información: A diferencia de los datos la información tiene significado. Los datos llegan a ser información cuando su creador añade significado. Tiene forma y se encuentra organizada con un propósito. Los datos pueden transformarse a través de diversos métodos: contextualizar, categorizar, calcular, corregir, condensar.
    • Conocimiento: Es una mezcla fluida de experiencia enmarcada de valores, información contextual y entendimiento experto que proporciona un marco para evaluar e incorporar nuevas experiencias e información.
    Fig01.jpg

    Alberto Cairo. “El arte funcional”

    En el proceso de producción del conocimiento, la visualización de información interviene en el paso de datos a información con el objetivo de facilitar el análisis de la misma revelando conexiones y patrones que se encuentran detrás de esos datos. La visualización analítica no persigue la representación de la información desde un enfoque estético, sino científico. No se trata de embellecer la información sino de presentarla ante nuestros ojos facilitando su recepción y comprensión. Se trata de un proceso en el que cognición y comunicación se encuentran estrechamente entrelazadas con el objetivo de hacer compresibles los fenómenos.

    Alberto Cairo, consultor de infografía y visualización de información, distingue en El Arte funcional entre información desestructurada (sinónimo de realidad y su complejidad) e información estructurada. A partir de ahí elabora un esquema conceptual, basado en el trabajo de Richard Saul Wurman, que incorpora los conceptos de dato, información, conocimiento y sabiduría. Wurman describió el objetivo de la arquitectura de la información como una actitud para combatir la ansiedad que provoca la abundancia de información. Esta ansiedad informativa sería el agujero negro entre datos y conocimiento. Wikipedia: Richard Saul Wurman

    Alberto Cairo también propone el estudio de la visualización como una tecnología, entendiendo tecnología como cualquier objeto, proceso o método creado para cumplir una tarea. Así establece una definición de visualización que pretende eliminar la confusión con otras disciplinas.

    Visualización es aquella tecnología plural (esto es, disciplina) que consiste en transformar datos en información semántica – o en crear las herramientas para que cualquier persona complete por si sola dicho proceso, por medio de una sintaxis de fronteras imprecisas y en constante evolución basada en la conjunción de signos de naturaleza icónica (figurativos) con otros de naturaleza arbitraria y abstracta (no figurativos: textos, estadísticas, etc.)” (Cairo, A., 2011)

    Chaomei Chen, editor de la revista Information Visualization, definió este nuevo campo de estudio interdisciplinar como el proceso asistido por ordenador que persigue desvelar elementos de un fenómeno transformando datos abstractos en formas espacio-visuales con el objetivo de optimizar el uso de nuestra facultad perceptiva y cognitivo-visual cuando nos enfrentamos a fenómenos que no necesariamente son de esta naturaleza (Cfr. Chaomei Chen, 2002, 1).

    Alfonso Palazón, de la Universidad Rey Juan Carlos, establece (2008) cuatro nodos importantes en la visualización de la información. En el primero, “Visualización y conocimiento”, determina la importancia de definir correctamente las estructuras y representaciones visuales que nos permitan interiorizar la gran cantidad de datos e información que recibimos (cada vez más en esta era de la “infonomía”), para encontrar los patrones que hacen posible la construcción del conocimiento. En el nodo 2, “Hipertexto y periodismo digital”, afirma que el hipertexto ayuda a ordenar este conocimiento a través de la disposición de una estructura mental determinada. Cuanto mejor sea la organización hipertextual, más ligera podrá ser la interfaz de la pantalla. La composición de las páginas web aún está muy vinculada a la composición sobre papel y eso es algo que debe ser superado. El nodo 3, “Representación visual”, nos recuerda que la apariencia de nuestra web no es sólo estética, sino que es la mejor forma que tenemos de gestionar nuestra información.

    “La base para definir la representación visual es la sencillez: sencillez para que el usuario sepa de forma intuitiva cómo obtener la información que busca. Los sistemas hipertextuales se basan en la opción que tiene el usuario de crear, enlazar y compartir información con la posibilidad de acceder a los documentos de manera no secuencial. La información se organiza en bloques distintos de contenidos y conectados con una serie de enlaces. El usuario […] no está obligado a seguir una secuencia establecida sino que puede moverse a través de la información intuitivamente” (Palazón, A., 2008).

     En el último nodo, “Formas”, Palazón introduce algunas posibilidades que ofrecen las estructuras gráficas y afirma que el campo de las diferentes formas de presentar la información en el ciberespacio aún está en sus inicios y todo periodista digital debe intentar encontrar otras nuevas.
    http://www.aloj.us.es/galba/digital/cuatrimestre_ii/imagen-pagina/1codigos1.htm)

  • Según el libro de D. A. Dondis, “La sintaxis de la imagen”, los dipolos son técnicas de la comunicación visual que manipulan los elementos visuales con un énfasis cambiante, como respuesta directa al carácter de lo que se diseña y de la finalidad del mensaje. La técnica visual más dinámica es el contraste, que se contrapone a la técnica de la armonía.

    El contenido y la forma son componentes básicos de todos los medios. El contenido es lo que se está expresando de forma directa o indirecta. Será el carácter de la información, el mensaje. En la comunicación multimedia, visual, el contenido nunca está separado de la forma. Se adapta a la forma y a las circunstancias de cada uno, desde el diseño de un cartel hasta el de una fotografía.

    En todos el contenido puede ser el mismo pero debe encajar en su marco y, al hacerlo, presentar modificaciones en su composición y elementos. Un mensaje se compone con el fin de de expresar, explicar, instigar dirigir y aceptar. Para alcanzar este fin se persiguen formas de fortalecer las intenciones expresivas a fin de controlar lo máximo posible la respuesta del usuario. La composición está destinada a controlar la reinterpretación de un mensaje visual y sus receptores. El significado estará tanto en el observador como en el talento del que crea ese contenido.

    El resultado de toda la experiencia visual radicará en la interacción de los dos frentes respecto al contenido (mensaje y significado), la forma (diseño, medio y ordenación) y en el efecto recíproco del creador del contenido y el receptor. La forma es aceptada por el contenido y éste a su vez por la forma. El mensaje lo emite el creador y es modificado a su gusto por el que lo recibe. La composición es lo más importante informativamente.

    Susanne Langer sostiene este mismo punto de vista en Problems of Art:

    «Se hace una imagen desplegando pigmentos sobre un trozo de lienzo, pero la imagen no es la suma del pigmento y la estructura del lienzo. La imagen que emerge del proceso es una estructura de espacio, y el espacio mismo es un todo emergente de formas, de volúmenes coloreados y visibles». El mensaje y el significado no están en la sustancia física sino en la composición. La forma expresa el contenido. «Es artísticamente bueno todo aquello que articule y presente una sensación a nuestro entendimiento».

  • Juan Carlos Dürsteler define la visualización de la información como “proceso de interiorización del conocimiento mediante la percepción de la información o, si se quiere, mediante la elaboración de datos” (Dürsteler 2003). La visualización de la información, como proceso en sí mismo, interviene en el paso de datos a información y en la posibilidad de la construcción misma del conocimiento, al revelar los patrones que subyacen a los datos.

    Aunque la información se presentará preferentemente de forma visual, en este contexto “visualización” se ha de entender de forma amplia encaminada a los procesos de percepción o interiorización, es decir, a la comprensión misma de la información y el conocimiento. Resulta, en este mismo sentido, indiferente por qué medio se pueda acceder o conseguir tal percepción –ya sean gráficos, texto escrito, sonido, animaciones- etc.

    Por otro lado, la visualización de la información incluye explícitamente los siguientes subtemas entre otros:

    • El Diseño o Arquitectura de Información

      Conlleva el estudio de la organización de la información con el objetivo de permitir al usuario encontrar su vía de navegación hacia el conocimiento y comprensión de la información. Según Richard Saul Wurman un Arquitecto de Información es:

      • El individuo que organiza los patrones inherentes a los datos, haciendo claro lo complejo.
      • Una persona que crea la estructura o mapa de la información, que permite a otros encontrar sus caminos personales hacia el conocimiento
      • La ocupación profesional emergente en el siglo XXI que se dirige a las necesidades de la época enfocada hacia la claridad, el entendimiento humano y la ciencia de la organización de la información.

      La Arquitectura de la Información tiene muchos aspectos compartidos y relacionados con el propio Diseño de la Información. Por dicha razón, a veces ambos conceptos o términos pueden entrañar cierta confusión. De un modo u otro, se considera la Arquitectura de la Información una parte integrante y fundamental de la Visualización de la Información.

    • Visualización Científica

      Persigue la transformación de datos científicos y abstractos en imágenes constituyendo una forma específica de la visualización. La visualización científica conforma una parte del proceso de representación de la realidad:

      • Realidad: la cosa u objeto que se quiere examinar
      • Los datos que se hayan recolectado de la realidad. En general son datos abstractos, intangibles que “no se pueden ni ver ni tocar”
      • Imagen concreta resultante u obtenida de los datos abstractos
      • Espectador: que desea examinar y comprender la realidad autoimpuesta

      Entre los objetivos que persigue están:

      • Evitar qué datos importantes son omitidos por equivocación
      • Facilitar la comprensión de conceptos abstractos o complejos
      • Concretar qué datos son importantes y cuáles no lo son
      • Simplificar la comunicación entre la comunidad científica
      • Mostrar a profanos el contexto y avance de un proyecto

      La visualización se ha convertido en un elemento fundamental en el manejo y distribución actual de la información. La razón principal para visualizar es la tesis de que el sentido más desarrollado de los humanos es la vista y por eso la manera más fácil de comunicar la información, especialmente cuando resulta compleja o viene dada en grandes e ingentes cantidades.

    • Las representaciones gráficas en general

      La Visualización se deduce, en este contexto, de la representación gráfica de variables asociadas al concepto que se pretende visualizar. Es decir, contribuyen a la formación mental de una imagen convertida en un concepto. En este sentido conceptual de Visualización de la Información, según reseña el profesor Alfonso Palazón, nos encontraríamos ante “un proceso inverso en lo que respecta a la información que nos llega como usuarios en un medio como Internet y en concreto con la Web”. Lo que resulta imprescindible construir es una estructura que facilite el entendimiento de lo que se quiere transmitir y de lo que recibimos. Y esta organización, indisociablemente unida al diseño de sitios Web, se convierte por tanto en un hecho o parte esencial de la conversión de información en conocimiento. Y añade el citado autor, “estamos refiriéndonos a un proceso continuo que nace de los datos y que finalizaría con la sabiduría pasando por la información y el conocimiento”.

Ciberimaginario

Research Group of Rey Juan Carlos University and Research Association ICONO14

Latest posts by Ciberimaginario (see all)

Deja un comentario

*

Por seguridad, por favor, realiza la siguiente operación *

captcha *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.